28 de octubre de 2021

Dra. Daisy Sanchez Entrevista Central Nagua Magazine / Octubre 2021

Portada Nagua Magazine / Octubre 2021
Dra. Daisy Sanchez 

Para esta edición de Nagua Magazine, tenemos el privilegio de conversar con la doctora Daisy Sánchez, quien  es Oftalmóloga con postgrado en Glaucoma. Durante sus 19 años en el ejercicio profesional, ha laborado en Centros Médicos públicos y privados.

En la Provincia María Trinidad Sánchez, ha ofrecido sus servicios en el Centro Médico Costa Norte, Centro Médico CEMNA  y en el Hospital Antonio Yapor Heded del Municipio de Nagua, en el cual continúa laborando.

Hace aproximadamente un mes inauguro su edificio, en el cuál apertura su Centro Oftalmológico Privado. Conozcamos más acerca  de  la Dra. Sánchez.


Háblanos de tus orígenes.

Dios eligió dos seres excepcionales, como vehículos, para enviarme a este mundo, son ellos el Sr. Sixto Sánchez y la Sra. Daisy De La Cruz De Sánchez. También me regalo dos hermanos maravillosos, el Ing. Sixto Sánchez y la Lic. Graikelis Sánchez.  

Nací en la Ciudad de Santo Domingo, República Dominicana y a una edad muy temprana, mis padres se trasladaron a la ciudad de Nagua, donde curse los estudios primarios y secundarios en el Colegio Belén.


¿Cómo fueron tus inicios profesionales?

D.  Me traslade a la Ciudad de Santiago donde estudié en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), obteniendo el título de Doctora en Medicina. Luego en esa misma ciudad, en el Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez (HRUJMCB), realicé la especialidad de Oftalmología obteniendo el titulo de Oftalmóloga, el cual también está avalado por PUCMM. Luego en el Instituto de Diabetes y Nutrición realicé un Postgrado en Glaucoma.


¿Cuándo llegaron los hijos?

D. Luego ya de haber contraído matrimonio y terminando mis estudios especializados, El Creador, me regala mi primer hijo, Franklin Rafael, quien me llena de energía para poder subir más peldaños en la escalera de mis metas, luego me premia de nuevo con mi segundo hijo, mi princesa Samantha Adeline, quien fue el segundo combustible que hizo que mi interior nunca se cansara de seguir adelante, como esposa, madre y profesional.  

 

. ¿Cómo se da ese éxodo de vivir en Puerto Plata y luego en Nagua?

D. Después de casarme me trasladé a la Ciudad de Puerto Plata donde viví por más de 15 años, iniciando allá mi trabajo profesional en El Centro Médico Dr. Bournigal y en el Hospital Ricardo Limardo. Posteriormente, por causas ajenas a mi voluntad, pero dirigidas por Dios, decido trasladarme de manera definitiva a Nagua, donde comencé inmediatamente a trabajar en Centro Médico Costa Norte, Centro Médico CEMNA y en el Hospital Antonio Yapor Heded, donde todavía ofrezco mis servicios. 



. ¿Cómo pasas a ser tu propia jefa?

D. Ya hace aproximadamente 3 años decido comenzar un nuevo proyecto, iniciando la construcción de un edificio con miras a poner mi Centro Oftalmológico privado, el cual Dios me dio la dicha de inaugurar hace ya un mes. 


¿Desde cuándo te decidiste por esta carrera?

D. Desde niña siempre supe que iba a ser médico, nunca lo dudé,  es un don que me regaló el Señor. Creía que iba a ser pediatra, pero al tomar la clínica de Oftalmología en la carrera, supe inmediatamente que para ayudar a en la salud visual de las personas, mi interior no se equivocó, trabajo en lo que realmente me apasiona, me considero una doctora realizada. 



¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

D.  Lo que más me gusta de mi profesión es el calor humano que se siente al tener contacto con cada paciente, cada uno de ellos es una aventura, un darse y un aprendizaje. En ocasiones me hablan de su vida, en otras de problemas, en otra de espiritualidad, en ocasiones de lo que menos hablamos es del ojo, con esto dejo claro que se puede servir a Dios en cualquier lugar donde te encuentres. 


¿Qué cambiarías si miras atrás y qué no?  

No puedo cambiar nada porque las alegrías siempre las recordare con añoranza y a las dificultades,  les agradezco con todo mi ser, la persona que han pulido en mi,  despojando de mi todo temor, no hay nada que yo no haría, por miedo a perder. 


¿Cuál es la diferencia entre oftalmólogo y oculista?

D. El último es un término antiguo de llamar a los Oftalmólogos, en verdad son médicos especialistas. Donde hay diferencia es con los optómetras, no son médicos, pero si pueden ayudar en problemas de optometría, no deben indicar medicamentos, ni ofrecer un diagnostico oftalmológico.




¿Cuáles son las patologías más comunes en tu área profesional?

Regularmente las patologías más comunes son las de refracción o problemas de lentes, siempre acuden cuando la visión está disminuida, no siendo el lente siempre,  la causa de su baja visión. Cansancio visual, ojo rojo, resequedad ocular, entre otras.

Es lamentable que en el país no haya una política de prevención visual sostenible para que los pacientes acudan al oftalmólogo sin síntomas. Las enfermedades más agresivas y catastróficas que pueden llevar a la pérdida de visión de manera irreversible, no dan síntomas, el ejemplo más claro es EL GLAUCOMA.


¿Cómo consideras el impacto de los avances tecnológicos? 

Han sido de mucha ayuda para todas las subespecialidades de la oftalmología,  en mi caso con los estudios diagnósticos para Glaucoma, podemos llevar un control estricto de la vitalidad del nervio óptico y eso nos ayuda a decidir cuándo cambiar de tratamiento médico a quirúrgico o ayudarlo con laser. La especialidad de Retina es una de las que más beneficios han obtenido, junto a segmento anterior. 


¿Cuándo es necesario realizar un examen?

D. Siempre es necesario realizar un examen visual, desde el momento del nacimiento y en las siguientes etapas de la vida. Regularmente es chequeo anual, pero en aquellos pacientes que tienen enfermedades vasculares de base, como la diabetes, y los que ya han sido diagnosticados con alguna patología visual, deben de ir varias veces al año, según la consideración de su oftalmólogo. 


¿Cuáles son las dolencias más comunes?

D. Las dolencias más comunes son cefaleas, dolor ocular, dolor de cuello, ojo rojo, visión borrosa y sensación de arena al pestañar, de ahí encontramos una gama alta de posibles enfermedades oculares. 


¿Es cierto que usar mucho la computadora afecta la vista?

D. Las personas que tienen que trabajar por tiempo prolongado en la computadora se benefician de los tratamientos de cristales modernos, estos captan la luz UVA Y UVB como es el tratamiento Transitions y los cristales con protección de luz azul, estos reducen la fatiga y tensión ocular. 

 

¿Qué ocurre con la automedicación?

D. Lo más peligroso que las personas pueden hacer con su salud visual es colocarse gotas no indicadas o indicadas por personas no certificadas. Si las gotas no le hacen daño, lo peor que le puede pasar, es quedar encubierta alguna patología visual que dé al traste con la visión y cuando llegan a las manos del oftalmólogo, poca ayuda pueden ya recibir, es muy penoso y lo vemos muy frecuente en nuestras consultas. 


¿En qué consiste la Miopía?

D. La Miopía, es un defecto visual donde el globo ocular es más grande de lo habitual y la luz no puede llegar a la retina, con esto explico que no podemos evitarla, pero si podemos retrasar su progresión, restringiendo el tiempo que duramos en la computadora, celulares y juegos electrónicos. Ya vivimos en la era cibernética y podemos decir que la miopía pudiera inducirse, en los casos extremos donde duramos mucho tiempo usando la mirada cercana. Es beneficioso salir al aire libre en espacios abiertos para que la visión lejana se ejercite. Si tenemos mucho trabajo, debemos de tomar recesos cortos y mirar objetos lejanos.


¿Cada qué tiempo es oportuno asistir a los chequeos?

D.  Un chequeo regular puede prevenir el diagnostico tardío de Glaucoma,  enfermedades vasculares retinianas, malformaciones cornéales, ambliopías,  entre otras. 

En los niños el seguimiento de la agudeza visual hasta los ocho años es importante ya que pueden no desarrollar visión de uno o ambos ojos. 

Si los niños se evalúan en la edad pre-escolar podemos evitar la ambliopía o disminución de la agudeza visual causada por no desarrollo visual en la niñez. 

En ocasiones la indicación de un lente a temprana edad evita cualquier disminución visual permanente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sea prudente!

Nagua Lo Tiene Todo