8 de junio de 2018

Alimentación para infantes según su edad

Karina Vargas es experta en nutrición. La especialidad la faculta para decir con propiedad que la alimentación de un infante para que sea efectiva tiene que suministrarse de acuerdo a su edad.

La profesional trata el tema a propósito de ser colaboradora del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (Inaipi), cuyas autoridades buscan contribuir a la garantía del desarrollo integral de niños y niñas de cero a cinco años. Lo hace a través de una serie de acciones que forman parte del programa Componente de Salud y Nutrición.

Como colaboradora de esta entidad, Vargas asegura que estas acciones están encaminadas a la materialización del derecho de la salud y alimentación de los infantes, fomentando el consumo de una alimentación equilibrada, variada y natural con el fin de contribuir a la disminución de las deficiencias de vitaminas y minerales.

La especialista dice que la alimentación de los niños debe ser variada, inocua, equilibrada en cantidad y calidad. Estos alimentos deben aportar los carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales, ya que cada uno cumple una función importante e imprescindible para el crecimiento y desarrollo.

Rango de edad
De cero a seis meses: lactancia materna exclusiva. Es exclusiva debido a que el bebé durante los primeros seis meses de vida solo recibe leche materna, y ningún otro alimento o bebida, ni siquiera agua, excepto por sales de rehidratación oral, gotas y los jarabes (vitaminas, minerales y medicamentos).

La leche materna contiene los nutrientes y elementos óptimos en calidad y cantidad que los niños y niñas necesitan para su crecimiento y desarrollo físico, emocional e intelectual. Además constituye una base para constituir el vínculo psico-afectivo y el apego entre madre a hijo e hija.

Seis a siete meses: aquí inicia la alimentación complementaria, esta consiste en la introducción de alimento y la continuidad de la lactancia materna, dos comidas al día de forma espesa. Estos alimentos se ofrecen uno a uno, con dos o tres días de separación y en pequeñas cantidades.

Introducir los siguientes
alimentos:
Cereales: arroz, avena, maíz.
Víveres: plátano verde y maduro, ñame, yuca, papa.
Vegetales: auyama, espinaca, zanahoria, remolacha.
Frutas no cítricas: melón, lechosa, guineo, sandía, manzana, mango.
Ocho a nueve: lactancia materna, dos o tres veces al día alimentos machacados.
Introducir los siguientes alimentos: 
Carnes: pollo, res, conejo, hígado de pollo, pescado sin espinas.
Granos: guandules, habichuelas rojas, blancas, negras, arvejas, garbanzos.
Yema de huevo: bien cocida, queso y yogur.
10 a 12 meses: lactancia materna y todos los alimentos anteriores en mayor cantidad, tres veces al día. Aquí se inicia el dar los alimentos en trocitos, los niños y las niñas ya que pueden agarrarlos por si solos, con la supervisión de madre, padre o tutor.

Un año en adelante: el niño o la niña debe adaptarse a la comida familiar, dar 3 comidas 2 meriendas al día, la lactancia materna hasta los dos años o más. Se continúan los alimentos anteriores y añadiendo las frutas cítricas y el huevo entero bien cocido.  

Los niños y las niñas deben aprender a comer de todo, evitando las comidas procesadas (comidas chatarras, refrescos, dulces), y se les debe suministrar las porciones adecuadas a la edad de cada niño o niña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sea prudente!

Entradas populares

Pelicula Naguera ¨La Seixy¨ Veala Aqui Completa.