10 de septiembre de 2016

Monseñor Ozoria asume como nuevo arzobispo

Será posesionado en la Catedral Primada de América y luego hará una misa masiva en el Estadio Olímpico


La elección de monseñor Francisco Ozoria Acosta como arzobispo metropolitano de Santo Domingo refleja una apertura en la Iglesia según los ideales y la visión social del papa Francisco.El nuevo Arzobispo de Santo Domingo sucede al arzobispo emérito Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, quien tuvo 35 años guiando a la arquidiócesis.


Monseñor Ozoria Acosta ha marcado su trayectoria en la defensa de los inmigrantes, y es considerado uno de los principales defensores del trabajo pastoral del sacerdote Christopher Hartley Sartorius, quien había denunciado en foros nacionales e internacionales, desde la creación de la diócesis de San Pedro de Macorís en 1997 al 2006, la situación de los bateyes dominicanos en el Este del país. 

El sacerdote anglo-español Hartley presentó las condiciones de los bateyes en la película “El precio del azúcar”, y a seguidas sectores ligados a la producción de azúcar lo acusaron de promover los haitianos presentes en el país.

Este hecho motivó el apoyo de la diócesis al religioso Hartley. Sin embargo, después de analizar las denuncias realizadas por Hartley, la Conferencia del Episcopado Dominicano, presidida en ese entonces por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, emitió una carta en noviembre del 2005, donde exponía la situación de los haitianos en los bateyes e incidió en contra de Hartley.

Logros
Desde la creación de la diócesis de San Pedro de Macorís, monseñor Ozoria Acosta asumió una postura de defensa de los más débiles, de los desposeídos, de aquellos para quienes la pobreza no parece tener horizonte. 
En la Conferencia Episcopal Dominicana fue presidente de la Comisión Nacional para Laicos, de la Comisión Nacional de Pastoral de la Movilidad Humana, de la Comisión Episcopal de Pastoral Haitiana y para los Trabajadores de la Salud.
La obra de monseñor Ozoria Acosta, según los petromacorisanos, fue fundada sobre la caridad, su fe y el amor a Cristo y al prójimo.

Vida de monseñor Francisco Ozoria
Monseñor Francisco Ozoria Acosta nació el 10 de octubre de 1951 en Nagua, diócesis de San Francisco de Macorís. Realizó sus estudios primarios en las escuelas Payita y Mercedes Bello de Nagua; y los estudios medios los realizó en el Seminario San Pío X de Licey al Medio en Santiago de los Caballeros.

Cursó los estudios filosóficos en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santiago de los Caballeros; y los estudios teológicos en el Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino, Santo Domingo.

Fue ordenado sacerdote el 2 de septiembre de 1978 en la diócesis de San Francisco de Macorís. Luego de su ordenación presbiteral fue destinado a trabajar en la Pastoral Vocacional de San Francisco de Macorís, director de la Obra Diocesana de las Vocaciones Sacerdotales, vicerrector y formador del Seminario Menor Santo Cura de Ars, La Vega en 1978.

En 1988 fue enviado a Roma para estudiar en la Pontificia Universidad Lateranense, donde se licenció en 1990 en teología pastoral. De regreso al país fue formador y profesor de teología pastoral en el Pontificio Seminario Santo Tomás de Aquino de la arquidiócesis de Santo Domingo en 1990.

Fue párroco de la parroquia de la Santísima Trinidad de Nagua y de la de San Francisco de Asís de El Factor en 1992, y también de la de Santiago Apóstol de Arroyo al Medio. El 1° de febrero de 1997, al crearse la Diócesis de San Pedro de Macorís, fue nombrado por el papa Juan Pablo II como su primer obispo. Recibió la ordenación episcopal el 15 de marzo del mismo año, y en la misma celebración tomó posesión canónica de su diócesis.



Okolo entregará el báculo pastoral
Con la entrega del báculo pastoral a cargo del nuncio apostólico monseñor Jude Thaddeus Okolo, queda posesionado hoy a las 9:00 de mañana, monseñor Francisco Ozoria Acosta como nuevo arzobispo metropolitano de la arquidiócesis de Santo Domingo. La ceremonia religiosa, realizada en la catedral metropolitana de Santo Domingo primada de América, Santa María de la Encarnación, tiene una vertiente protocolar a la que asisten autoridades del Estado, incluido el presidente de la República Danilo Medina, y representantes de los diferentes grupos, movimientos de la iglesia arquidiocesana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sea prudente!

Nagua Lo Tiene Todo